Compramos las mejores frutas en su origen, siempre frescas, sanas y maduras: melocotón, nectarina, cereza, manzana, pera y membrillo en Cataluña y Aragón; nísperos en la Comunidad Valenciana; albaricoques en Murcia; ciruelas en Andalucía; fresas en Huelva y kiwis en el noroeste de España. Debemos recordar que la fruta dulce española es una de las más apreciadas del mundo. Esta variedad de buenas materias primas, unida a nuestros estrictos procesos productivos, nos permite fabricar cremogenados directos (sin procesos de concentración) de calidad, que son utilizados para la fabricación de los mejores néctares, smothies, compotas y mermeladas de España y Europa.